by

Tendencias en la movilidad internacional de estudiantes: ¿una llamada de alerta para los Estados Unidos?

Este mes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó “Education at a Glance 2012: OECD Indicators”, un reporte anual que analiza el desempeño educativo en los 34 países con economías de mercado que pertenecen a este organismo internacional, así como el de otros países no miembros como Brasil y Rusia.

En años recientes, el análisis de la OCDE ha incluido una sección que presenta tendencias en la matrícula de estudiantes internacionales en la educación superior la cual, en cierta forma, se ha convertido en la fuente de información más amplia y consistente sobre este tópico a nivel mundial.

¿Qué nos dice la OCDE sobre la movilidad internacional de estudiantes a nivel mundial y más específicamente sobre el caso de los Estados Unidos?

A nivel mundial hay más estudiantes internacionales que nunca. Para empezar la OCDE confirma que el número de estudiantes internacionales en la educación superior a nivel mundial ha crecido dramáticamente y, de hecho, es mucho mayor que las previsiones que apenas se habían hace un año. Con base en sus propios datos y los aportados por la UNESCO, la OCDE calcula que en el 2010 había 4.1 millones de estudiantes internacionales en el mundo.

En realidad la cifra es mucho mayor –probablemente cerca de 5 millones- si consideramos que los datos de la OCDE no incluyen a estudiantes internacionales en diversos países que son un importante destino como es el caso de China, Malasia, México y Egipto, por citar algunos. Además, los datos reportados por la OCDE corresponden a la matrícula registrada en un momento determinado, lo cual puede dejar fuera la contabilización de estudiantes que hayan estado participando en programas de corto plazo o de aquellos estudiantes internacionales no inscritos en alguna institución de educación superior en el país destino.

Para colocar las cifras en una perspectiva comparativa, en el año 2000 había solamente 2.1 millones de estudiantes internacionales en el mundo, lo cual significa que en 10 años el número de estudiantes internacionales casi se ha duplicado.

Pero la movilidad sigue estando reservada para la élite. La oportunidad de realizar estudios en el extranjero continúa siendo un privilegio para las élites académicas o económicas de algunos países y, de hecho, la tasa de crecimiento que ha registrado es menor que la correspondiente tasa de crecimiento general de la matrícula de la educación superior en el mundo. Si consideramos que en el año 2010 había cerca de 177 millones de estudiantes universitarios en el mundo, el segmento correspondiente a estudiantes internacionales solo representaba un insignificante 2.3 por ciento. Más aún, mientras que la matrícula global de la educación superior en el mundo tuvo un espectacular crecimiento del 70 por ciento entre el 2000 y el 2010, la proporción de estudiantes internacionales sólo creció del 2.1 al 2.3 por ciento en el mismo periodo. Dicho de manera simple: La inmensa mayoría de alumnos de educación superior en el mundo no estudian en el extranjero. Punto.

Estados Unidos es el principal país receptor de estudiantes internacionales en el mundo. Los educadores internacionales en los Estados Unidos tienen razón para estar complacidos debido a que el número de estudiantes internacionales que seleccionan como destino a sus instituciones de educación superior continúa creciendo, especialmente en el caso de estudiantes provenientes de China cuyo número se ha duplicado en los últimos 10 años. En ese sentido, en los Estados Unidos se suele escuchar un discurso triunfalista dado que es el principal destino de estudiantes internacionales en el mundo. Las cifras confirman tal panorama de optimismo: En el año 2010, Estados Unidos recibió 684,807 estudiantes internacionales, provenientes principalmente de China, India y Corea del Sur. Esto representa un espectacular crecimiento del 44 por ciento en comparación con los 475,179 estudiantes que se recibieron en el año 2000. Considerando que en los Estados Unidos los estudiantes internacionales suelen pagar colegiaturas mucho más altas que los estudiantes locales, al menos en el caso de las universidades públicas, un mayor número de estudiantes internacionales representa un importante flujo de recursos financieros adicionales para las instituciones que les reciben. De acuerdo con datos aportados por NAFSA en el año 2010-11 los estudiantes extranjeros y sus dependientes contribuyeron $20.2 mil millones de dólares a la economía estadounidense. Una cifra nada despreciable.

Pero el trozo de pastel es cada vez más pequeño. Aquellos que duermen en sus laureles en los Estados Unidos debieran estar preocupados considerando el horizonte de largo plazo. Aunque los Estados Unidos es el destino principal a nivel mundial, el porcentaje de estudiantes internacionales que le corresponde es cada vez más pequeño. Mientras que en el año 2000 Estados Unidos atrajo al 23 por ciento de los estudiantes internacionales a nivel mundial, diez años después esta cifra se ha reducido a sólo el 16.6 por ciento.

Este decremento debe ser visto como una llamada de alerta en aquellas instituciones de educación superior de los Estados Unidos que dan por hecho que su país será siempre el destino principal preferido por los estudiantes internacionales. ¿Quién puede predecir lo que nos dirán los datos de la OCDE dentro de 10 años?

Return to Top